La verdad es que no he escrito casi nada sobre el culebrón de la compra de Yahoo, más que nada porque me da mucha pereza el tema y ya hay setecientos mil sitios comentando la noticia.

El martes me encontré casualmente con la gente de ASK, y en la comida comentabamos lo absurdo de la postura de Yahoo.
Independientemente de los términos económicos, el hecho de usar Google como su proveedor de anuncios les deslegitima y deja a sus ingenieros en una posición “complicada”.
No olvidemos que Google no inventó los anuncios contextuales, el pionero en este campo fue Overture (empresa adquirida posteriormente por Yahoo y renombrada ahora como Yahoo Search Marketing). De hecho Google tuvo que indemnizar a Overture por “copiarle” el sistema de anuncios contextuales, llegaron a un acuerdo económico y evitaron ir a juicio.

Ahora, el hecho de usar Google lanza un mensaje de “impotencia”, esa pataleta de niño pequeño echa por tierra la buena reputación que tienen los ingenieros de Yahoo (de hecho uno de los principales motivos que impulsó a Microsoft a pujar por Yahoo fue su talento en el campo de las Búsquedas).
Si el propio Yahoo no “confía” en su sistema y prefiere usar el de Google… ¿por qué sus clientes deberían usarlo?

En fin, que desde mi humilde punto de vista ha podido ser peor el remedio “Google” que la enfermedad “Microsoft”.

Y para ilustrar esto, una imagen autodescriptiva (no diré quien me la ha enviado por si acaso).
El mareado gato Microsoft intenta sin éxito atrapar al ratoncito presumido, mientras el gran sapo Google espera pacientemente…
Google-Yahoo-Microsoft

Comments

comments

El gato, el ratón y el sapo

Category: InternetMicrosoft
3
2106 views

3 comments

Join the discussion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 5 =