NO USO TWITTER, al menos por ahora, porque como siempre digo la única constante en la vida es el cambio (¿quien nos iba a decir que Scoble usaría MAC?)

La semana pasada, coincidiendo con mi viaje a Redmond, estaba yo un tanto desfasado en lo que a la actividad blogueril se refiere (sobre todo porque las nueve horas de diferencia Seattle-Madrid hace que sea difícil charlar con la gente) cuando me pasó algo gracioso a la par que alarmante.

Estaba hablando con Telendro via Messenger y no hacía más que preguntarme cosas sobre Twitter a sabiendas de que no soy usuario, lo cual me extrañó (cuando Telendro está en medio de algo mosqueaté ;)).
En ese momento se me ocurrió escribir: http://twitter.com/elqudsi y… voilà, me encontré con mi propio twitter, pero yo no lo había creado.

Twitter

No sé cómo definir esa experiencia, es un sentimiento encontrado. Por una parte me hizo mucha gracia que alguien se apoderase de mi second life (nunca mejor dicho) pero por otra me hizo darme cuenta de lo vulnerables que somos en Internet.
Cualquiera puede adoptar la personalidad online que desee y contar las barbaridades que quiera apoyado en el anonimato de la red, pero por otra parte también cualquiera puede despojarte de tus señas de identidad digital.

Recuerdo que cuando nació mi hijo, Carlos Blanco me dijo:
– Ya puedes ir registrando www.huegoelqudsi.com, a lo que respondí:
– No fastidies Carlos, ¿quien querría registrar eso?

Una vez más la realidad ha superado a la ficción, y aquí estoy teniendo friends y followers en twitter sin haber escrito una sola línea…

Reconozco que le he visto cosas buenas a twitter, hoy sin ir más lejos Enrique Dans me ha felicitado por mi cumpleaños y supongo que se ha enterado via twitter porque yo no he publicado nada (de hecho mi cumpleaños fue ayer).
¡Que todo un influyente te felicite gracias a Twitter es un logro!

Sin embargo también me he dado cuenta de la poca atención que prestan los usuarios de twitter a mi vida, lo digo porque una de las entradas decía:
Instalando Ubuntu en un café en Redmond” y nadie de mis supuestos seguidores (followers) me ha machacado con eso.

Ahora el dilema es:
¿Qué hago con twitter?

Reconozco que Telendro me ha construido una red de amigos que sería la envidia de muchos:
Carlos Blanco, Enrique Dans, Jose Antonio del Moral, Javier de Loogic, Fernando Polo, Javier Casares, Javier Penalva (sin

Comments

comments

Robo de personalidad en Twitter

Category: Internet
24
2042 views

24 comments

Join the discussion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 3 =